martes

Mini entrevista a una actriz

Marina Llambi accedió a contestarme algunas preguntas. Me interesaba que me cuente sus primeros pasos en el teatro. Esto fue lo que contestó.

1.- Si te acordás, ¿cómo fue tu primer acercamiento al teatro?

Desde chica armaba escenas con unas amigas mellizas que luego les mostrábamos a nuestros padres. Bailaba clásico, jazz y actuaba en los actos del colegio. En sexto grado podíamos elegir un taller: cine, teatro, cocina, ajedrez, pintura. Elegí teatro. A fin de año se hacía el acto. La profesora había elegido varias escenas de Romero y Julieta que adaptábamos. A la "actriz" que tenía que hacer la escena del balcón con Romero le dió verguenza y la profesora preguntó: ¿Quien se anima? Hice la escena vestida de blanco con el chico que me gustaba.
2.- ¿Cómo llegaste a la actuación?, ¿qué fue lo que te interesó como para dedicarte a eso?, ¿con quién estudiaste y cómo llegaste o elegiste a tu profesor/a?
Todos los años siguientes seguí en el taller de teatro del colegio. Cuando terminé rendí el ingreso para entrar en el Conservatorio Nacional. No entré. Empecé a estudiar Letras y luego Psicología. Paralelamente hice cursos de actuación: un año con un profesor desconocido que me enseñó mucho, en el Rojas, y entré en segundo año de la carrera de formación actoral de La Casona del Teatro de Beatriz Urtubey. Al terminar, hice con los egresados dos obras infantiles. Al año siguiente decidí volver a intentar en el Conservatorio. Entré. Hice cinco años de carrera. En cuarto año lo tuve como profesor a Guillermo Angelelli, y él fue el elegido para dirigir nuestra residencia: "El Desconcierto". Ahora estoy haciendo un entrenamiento intensivo con él. Creo que no elegí la actuación, por lo menos no desde un lugar racional, siempre estuvo ligada a un lugar de mucho placer. Más que una decisión era algo inevitable. Cuando el placer dió lugar al trabajo, me encontré desorientada. Me costó aceptar que ese espacio que siempre me había resultado gratificante, empezaba a darle lugar al esfuerzo, que no siempre gratificaba. Quiero estar ligada a la actuación, pero no quiero estar atada.
Todos los profesores que tuve me enseñaron mucho, de cada uno podría decir que aprendí. Angelelli fue el que más me sorprendió. Me mostró que había otra manera de hacer las cosas, y una manera que lleva a resultados que me gustan mucho. Muy lejos estoy aún de "haber aprendido", pero sigo intentando...

3.- ¿Recordás alguna obra que te haya gustado especialmente? ¿Cuál y por qué?
La obra que más me gustó, movió y sorprendió fue Xibalbá. La vi siete veces. Ese año lo tuve a Angelelli como profesor y me costaba entender cómo se podía bajar todo lo que nos enseñaba. Ver esa obra fue como ver plasmado todo lo enseñado.

4 comentarios:

pitu dijo...

Muy bueno! Me gustaría que este mail actualizara más seguido.

María dijo...

Muchas gracias, Pitu, voy a ver qué puedo hacer.

Marina dijo...

Gracias María.

Marina dijo...

María viste la nota de La Nación del sabado que habla sobre la cartelera teatral en Bs AS??