martes

shopping

Solía suspirar por las vidrieras de Ayres.
Hoy me matan las góndolas de Farmacity.
Definitivamente, hubo un cambio en mi vida.

3 comentarios:

Niño Errante dijo...

Tal vez se relacione con el allplax.
Cordialmente,
Yo.

María Bayer dijo...

yo estaba pensando más en la parte de perfumería: brillito para el pelo y golosinas. La cosa farmacológica la dejo para cuando tenga más de cincuenta años y sea Joan Collins.

Nessie dijo...

bueno, todavía podés ir a Zara y repartirte entre los "distintos departamentos" (no sé si viste pero Zara bebe es una locura)
;)