viernes

la fidelidad de las fuentes

Llevé a Pipi a las hamacas para bebés. En las de grandes, había una nena levantando polvareda con los pies. Estaba aburrida y se nos acercó para charlar.
-Los bebés saben sacar la raíz cuadrada, fue lo primero que me dijo.
Tenía la prepotencia de las nenas pizpiretas. Estaba muy interesada en comprobar su teoría con Pierina. Había leído por ahí que los nenes chiquitos saben hacer un montón de operaciones matemáticas y que después se las olvidan. Es por eso que cuando crecen, tienen que volver al colegio.
- ¿Tres por ocho?, le tomó examen a mi bebé.
- Baa, aaahh, le respondió Pierina.
-Muy bien, dijo la nena.
-¿Cómo sabés que hizo bien la cuenta?, le pregunté.
La nena se quedó pensando un rato y me dijo: Y, bueno, no sé si es muy confiable, lo leí en Billiken.

4 comentarios:

Fideos y Fideos dijo...

che, billiken era una buena revista. yo la compraba cuando era chico y me encantaba (compraba esa y top kids). La revista tiene como 70 años de vida, serìa una cagada que se fuera al carajo.

Lunita dijo...

Pero si lo dice Billeken...
¡Qué grande la pequeña!

Funes dijo...

(Billiken, Luna)

Matías Pailos dijo...

Si Unamuno acertaba con el prepoteo de que los cangrejos allá en su coleto resolvían ecuaciones de segundo grado, no veo que nada sea imposible para un bebé.